dolor de estomago en niños

Si tienes un hijo seguramente te habrás enfrentado alguna vez al temido dolor de panza. Es más frecuente en niños menores de 12 años y es uno de los síntomas más comunes que tienen los niños pequeños.

Por suerte, normalmente tiene fácil solución, pero para ello tenemos que conocer las causas que llevaron a él, ya que dependiendo del problema la solución será distinta.

Para poder identificar cuáles son las causas lo primero que haremos será preguntar al niño la zona exacta que le duele (en el caso de que ya pueda comunicarse de algún modo, con palabras o mediante gestos).

La comida le ocasiono dolor

Puede ser porque ha comido demasiado o porque le ha sentado mal un alimento, quizá por ser demasiado graso o especiado.

Aquí el dolor de tripa es una llamada que hace el cuerpo para indicar que le está costando mucho descomponer los alimentos.

Vigila lo que come en los días posteriores controlando que no sea muy fuerte o que coma en exceso. Si el dolor de barriga fue por eso en cuanto pase un día o dos como mucho estará mejor.

Estreñimiento y malos hábitos alimenticios

Es una de las causas más frecuentes. Si notas que tu hijo lleva varios días sin ir al baño y sus deposiciones son duras y pequeñas es que está estreñido.

En estos casos prueba a darle más fibra a tu hijo. Cambia durante unos días los panes, las pastas y las harinas blancas por integrales.

Incorpórale a la dieta más verdura y sobre todo fruta, porque aunque tiene menos fibra que la verdura al ser más dulce los niños la toleran mejor.

Eso si, tienes que saber qué tipo de fruta escoger porque hay algunas como el plátano y la manzana que tienden a estreñir. La ciruela, la naranja, cerezas y albaricoques ayudan a que las deposiciones sean más blandas.

También es mejor que las coman enteras y no en zumos porque es en la piel donde se encuentra la mayor parte de la fibra.

También puedes optar por medicamentos solicítalos sin salir de casa con un servicio de farmacia a domicilio.

Por ejemplo, en el caso de la naranja, la parte blanca de la cáscara es donde está la fibra (contiene una gran cantidad por cierto) si la desechamos no habrá servido de nada comerla si lo que queremos es aliviar el estreñimiento.

alivia el dolor de panza

Intolerancias o alergias alimentarias

¿Tiene intolerancia a la lactosa? ¿Es alérgico a la leche? Algunas personas tienen dificultades para digerir la lactosa, el principal azúcar de la leche.

Es debido a que su cuerpo no produce la enzima encargada de descomponerla, por lo que se desencadena una serie de reacciones en el cuerpo como sarpullidos en la piel, diarrea, vómitos, gases y dolor de barriga. En niños pequeños no suele verse pero si a partir de la adolescencia.

También puede tener

Apendicitis

En los casos de apendicitis los niños se quejan de un dolor de barriga en la parte inferior derecha de la tripa, debajo del abdomen.

Vienen ligados a vómitos y una fiebre que no disminuye con paracetamol o ibuprofeno. Si además es incapaz de retener todo tipo de líquido o comida seguramente ese será el motivo.

Acude al centro u hospital más cercano porque hay que atenderle de urgencia.

Por otro lado, en niños menores de 2 años puede aparecer un bloqueo intestinal. El niño de repente se queja de un dolor grave que aumenta con el tiempo.

Igual que en el caso anterior llévalo de inmediato de urgencias porque podría requerir una operación para desbloquear y aliviar el intestino.

Nervios

A muchos de nosotros nos ha pasado. Tenemos una entrevista de trabajo, un examen o una cita importante… y nuestra barriga nos lo hace pasar mal.

Nos duele, nos entran retortijones, etc. A los niños les ocurre igual. Si están nerviosos por algún motivo les puede doler la barriga. Pregúntales si hay algo en concreto que les preocupe, si ha habido algún problema en el colegio…

Por último, si estáis preocupados por el tipo de enfermedad que pueda tener vuestro hijo acude al médico sin problemas. Si los dolores son frecuentes y no consigues relacionarlo con nada en concreto no dudes en preguntar.