picaduras de insecto

Cuando se acerca el buen tiempo poco a poco a todos nos apetece salir más al campo y disfrutar al aire libre de las buenas temperaturas y del contacto con la naturaleza.

Pero en muchas ocasiones este contacto con la naturaleza puede ir acompañado de la presencia de otros seres de la naturaleza como son los insecto (y sus picaduras) .

Todos vivimos en el mismo mundo y tenemos el mismo derecho a disfrutarlo… pero en ocasiones los insectos pueden atacarnos y picarnos o modernos. En estos casos, ¿Cómo debemos tratar las mordeduras de insectos?

La inflamación no siempre es un problema pero si continua la inflamación más de tres días o se infecta, entonces será necesario acudir al médico para comprobar que está todo bien.

Pero si la picadura o mordedura sólo te molesta, entonces es mejor que utilices algunos remedios caseros y útiles para el tratamiento de la picadura iniciar del insecto, así te ahorrarás molestias innecesarias.

Retira el aguijón

Si te ha picado un insecto, lo primero que tendrás que hacer es retirar el aguijón de tu cuerpo tan pronto como sea posible. Puedes hacerlo con la uña limpia o con algo que sea duro.

No hagas presión en el saco del veneno si es que hubiera. Tampoco aprietes con las pinzas o con los dedos ya que podrías inyectar más veneno en tu piel. No permitas que los niños se quiten el aguijón ellos mismos.

Si has sido mordido por ejemplo por una garrapata, tendrás que utilizar unas pinzas recién limpiadas con alcohol. Tendrás que coger a la garrapata de la zona que más cerca esté de tu piel y tirar de ella con cuidado asegurándote de que puedes sacar la cabeza y la boca también.

Ten cuidado de no aplastar el cuerpo de la garrapata mientras lo extraes porque su sangre y saliva puede infectar la herida y aumentar el riesgo de enfermedad.

Tendrás que utilizar alcohol para matarlo. Siempre que te retires un insecto o un aguijón de tu piel deberás lavarte las manos con jabón después.

Recuerda siempre cuidar a tu pequeño desde su alimentación hasta lo que pasa con el en su cuerpo, ten cuidado con los distintos insectos que te llegues a encontrar.

Cuidados de la herida

Cuando ya hayas retirado el aguijón o cuando el insecto no esté en tu piel deberás cuidar la herida para que se pueda curar lo antes posible.

La picadura de un insecto debe ser tratada inmediatamente

Limpiar el área de la mordedura

Tan pronto como sea posible lava la zona afectada con agua limpia y clara. Utiliza agua tibia y jabón antibacteriano. También puedes utilizar agua fría y jabón. Esto te ayudará a disminuir la probabilidad de que la mordedura se infecte y que se pueda curar antes.

mosquitos y picaduras como tratarlas

Aplica un poco de hielo

Cuando la herida ya está limpia, si tienes inflamación o enrojecimiento en la piel, lo mejor que puedes hacer es aplicar un poco de hielo envuelto en un paño limpio (así protegerás tu piel). Esto te ayudará a tratar la comezón y la hinchazón de la zona.

El hielo también puede ralentizar la absorción del veneno en el torrente sanguíneo, esto hará que se pueda curar lo antes posible.

Sin salir de casa encuentra todo tus medicamentos que necesites una farmacia con servicio a domicilio que te harán llegar tus fármacos hasta la puerta de tu casa.

Protege la ampolla

Cuando un insecto te pica es posible que te salga una ampolla en la piel como resultado de una picadura. Si no se protegen bien se pueden infectar. Aunque no sean dolorosa debes cuidarla bien. Puedes cubrir la picadura con un vendaje hasta que se cure.

Algunos remedios caseros

Existen algunos remedios caseros que son muy eficaces para las picaduras de insectos. Sobre todo, sino quieres o no puedes tomar medicación (algo que deberás hablar primero con tu médico).

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio se conoce por sus múltiples usos en el ámbito doméstico y de la salud, pero también es eficaz para tratar las picaduras de insectos.

El bicarbonato de sodio puede ayudarte para tratar el picor y las molestias. Sólo tendrás que coger un poco de bicarbonato de sodio y añadir unas gotas de agua para hacer una pasta. Aplícalo en la zona y deja que se seque.

Esto puede reducir la probabilidad de que se formen cicatrices, de que se reduzca la hinchazón, te picara menos y apenas te dolerá. Cuando te hayas puesto la pasta, espera unos 15 minutos y después enjuaga con agua fría y deja que se seque antes de ponerte un vendaje.